Aprende cómo vender participaciones en la empresa sin estar en la bolsa de valores

Aprende cómo vender participaciones en la empresa sin estar en la bolsa de valores
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Merece la pena para cualquier empresario abrir el capital de su empresa o existen restricciones? Invertir en la bolsa de valores es complicado y demanda conocimiento del mercado. El proceso exige aún más conocimiento al empresario que desea abrir el capital de su empresa y colocar acciones a venta en la bolsa. ¿Cuáles son las alternativas si no quiere optar por este mercado complejo?

¿Abrir el capital merece la pena para el empresario mediano?

En general, la respuesta a esta pregunta es no. El socio de la Master Minds Capital, Heitor Ono, afirma que no vale la pena debido a que abrir capital en la bolsa de valores tiene un alto costo, es complicado y demanda que la empresa haga una oferta pública inicial de acciones, o IPO (sigla en inglés Initial Public Offering), o que puede durar un año o más.

“Al empresario mediano no le conviene, pues exige una estructura de gestión muy cara, para la cual estas empresas no están preparadas”, explica el especialista.

La apertura del capital se reserva a grandes empresas, que tienen una estructura definida y cantidad mayor de capital de giro. El socio de Master Minds Capital no recomienda que el empresario corra el riesgo. “Aún conociendo los riesgos, no tendrá captación de recursos y la inversión no se justificará. El empresario estará limitado a pocos inversionistas calificados”, advierte.

Estructuración de la empresa

Pero, ¿qué hacer para buscar alternativas de crecimiento financiero? Lo más importante es la estructuración, dice Ono. Para ello, es fundamental que el empresario sepa el valor de su empresa. “Si usted no conoce la dimensión de su negocio, la captación de recursos puede ser un problema y no una solución”, explica.

Otra cuestión importante es saber separar al ejecutivo del papel de accionista, pues el primero está preocupado con la valorización del patrimonio, y el segundo suele preocuparse más con la generación de dividendos. Debe haber una conciencia empresarial para diferenciar los papeles.

Por último, la estructura de gestión de la empresa debe ser prioridad al buscar alternativas para inversión y venta de participación. “Debe haber un buen nivel de control y monitoreo, entender cómo funciona el ciclo de decisiones y el flujo financiero de los negocios”, enseña Ono.

Alternativas de inversión en la bolsa de valores

A continuación, algunas de las opciones para el empresario que no quiere arriesgar abrir capital en la bolsa de valores:

1. Fondos de inversión en participación

Los Fondos de Inversión en Participación (FIP) participan de otras empresas a través de la adquisición de acciones de compañías de capital abierto o cerrado. Funcionan a través de Private Equity, e invierten en empresas con potencial de crecimiento.

2. Endeudamiento bancario tradicional

Otra alternativa es el endeudamiento bancario tradicional. Sin embargo, Ono advierte sobre las altas tasas de intereses. Lo ideal es que el empresario estudie las mejores tasas.

3. Inversionistas calificados

El empresario puede buscar inversionistas calificados, que entiendan el mercado financiero. “Generalmente son personas más expertas, con alto capital de giro, que buscan inversiones para hacer trabajar su dinero”, finaliza Ono.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
    Todos los temas