Cómo hacer la planificación de compras de tu empresa

Cómo hacer la planificación de compras de tu empresa
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Una buena administración de stock te permite prever cuándo debes reponer determinados productos. Una incorrecta planificación de compras podrá acarrearte serios problemas, incluso perjuicios financieros y administrativos.

El primer paso para una buena planificación de compras es organizar tu previsión de ventas. Esto va a depender del plazo que determines  y también del mercado en el que actúes. Un establecimiento de moda, por ejemplo, tiene períodos específicos (los  cambio de estación) en los que debe cambiar completamente sus colecciones.

El próximo paso es ajustar el presupuesto de la empresa a las necesidades. Tienes que saber exactamente lo que vas a comprar y cuánto vas a comprar, siempre tomando en cuenta el giro de caja, las previsiones de presupuesto y las ganancias  proyectadas. Recién después de esto vas a realizar las compras y supervisar la entrega de tus pedidos.

4 consejos para la planificación de las compras

Los siguientes cuatro consejos te resultarán útiles para hacer una mejor planificación de compras a la hora de reponer el stock de tu empresa.

1. Conoce a tus proveedores

Mantén los registros de tus  proveedores siempre actualizados y estudia el mercado antes de contratar. Analiza cuáles son las diferencias entre lo que te ofrece uno y otro, los precios, las ventajas y desventajas de cada proveedor. Es fundamental analizar bien estos puntos antes de tomar cualquier decisión.

2. Optimiza la gestión del stock

Hoy existen muchos softwares –pagos y gratuitos- para la gestión de stock de las empresas. Es importante prestar mucha atención a este proceso, pues un buen control te ayudará a evitar tanto el estancamiento de productos como una eventual sobrecarga, dos situaciones igualmente perjudiciales.

3. Capacita a los empleados

Tener un moderno sistema de gestión de stock no sirve de nada si tu gente no es capaz de operarlo. Mantén siempre actualizados a tus  empleados sobre los procesos de la empresa y las cuestiones tecnológicas. Tú y el departamento administrativo o de recursos humanos deben estar capacitados para coordinar este equipo.

4. Ten siempre un plan B

Aunque tengas una detallada planificación de compras, que prevea correcciones para casi todas las fallas posibles, siempre podrán ocurrir imprevistos. Por lo tanto, es ideal que siempre tengas un plan B organizado, que te permita al menos atender la demanda de emergencia, hasta que consigas resolverlo todo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
    Todos los temas