El pago oportuno a los proveedores mantiene las buenas relaciones y promueve alianzas

La buena relación con los proveedores permite potencializar las alianzas futuras y asegurar una ventaja competitiva. Foto: iStock, Getty Images
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

No importa en qué sector actúa tu empresa: la calidad del producto o del servicio depende de diversos factores: desde los recursos humanos hasta la logística final. En este proceso, pagar a los proveedores tiene un papel fundamental, ya que viabiliza la buena relación que influye directamente en el resultado.

Un buen proveedor es fundamental para alcanzar el éxito, así como cultivar una buena relación con estas personas. Seleccionamos algunos consejos para ayudarte en esta tarea y superar a la competencia.

Por qué es importante pagar oportunamente

La buena relación, que incluye pagar oportunamente a los proveedores, se convirtió en algo fundamental para el éxito de la empresa. Es lo que defiende Aaron Schwartz, líder de Modify Watches, en una entrevista para el portal americano Inc. “Descubre cómo puedes ayudar a tus proveedores, facilitarles la vida, ya sea mejorando sus condiciones, ahorrando tiempo o dinero”, explica.  

Una relación de amistad, no sólo comercial, crea un lazo de compensaciones mutuas: por un lado, el proveedor puede usufructuar grandes contratos y la amistad para mejorar el producto; o sea, el cliente consigue mantener una ventaja competitiva, ya sea en el precio, en la calidad, en el diseño del producto o en la tecnología empleada.

Como si esto no fuera suficiente, una buena relación también trae un impacto positivo en el flujo de caja de la empresa. Al negociar plazos (cobranzas o el pago a proveedores), es posible evitar la reducción del intervalo entre la venta de los productos y el pago.

Cultiva la confianza mutua con los proveedores

El secreto para mantener una buena relación es establecer lazos de confianza. Para eso, es preciso prestar atención a algunos factores:

Comunicación

Permite que el proveedor conozca al detalle tu modo de trabajo, con el fin de encontrar soluciones que garanticen ventajas para el funcionamiento de la empresa. Sé claro y específico con tus exigencias: para adquirir la confianza, es preciso ser transparente y sincero.

Reconocimiento

Si los pedidos vienen creciendo y corresponden a las expectativas, es grato elogiar y reconocer el buen servicio. Además de consolidar una gran relación, esta práctica puede estimular a mejorar, potencializando futuras alianzas.

Negociación

Para pagarle a los proveedores, es fundamental conocer el modo de trabajo que tienen y, así, entender tus exigencias y poder negociar plazos y formas de pago que beneficie a ambas partes. Siempre escucha e intenta ceder, esta puede ser la mejor alternativa para garantizar un servicio de calidad.

Pago al día

Tal vez no hay una mejor manera de asegurar una buena relación que el pago oportuno a los proveedores y con las condiciones establecidas. Cuando ambas partes cumplen las obligaciones, los resultados tienden a ser positivos.

Vale recordar que no sirve para nada mantener una buena relación con los malos proveedores: evita contratos perjudiciales, conoce previamente a las personas que contratarás, conversa con los clientes antiguos y analiza la reputación.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
    Todos los temas