Ventajas y desventajas de utilizar un intermediario de pagos

Si tu empresa es pequeña, es mejor contratar los servicios de un intermediario en lugar de establecer un sistema propio. Foto: iStock, Getty Images
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Estász comenzando un negocio online y no sabes cómo recibir los pagos? Si tu empresa es pequeña, probablemente la mejor opción es contratar los servicios de un intermediario en lugar de establecer un sistema propio de pagos. Los intermediarios son fáciles de integrar y asumen los riesgos involucrados en las transacciones.

Qué es un intermediario de pagos

Es una clase de sistema que facilita el pago de productos y servicios que se venden por Internet. Si tienes una tienda virtual, puedes utilizarlos para tercerizar el proceso de pagos y transferencias de valores para la cuenta de tu negocio sin necesitar establecer un sistema propio.

El intermediario de pagos más conocido en el mundo es PayPal, un servicio creado en 1998. Posee decenas de miles de cuentas internacionales y facturó US$7,9 millones en 2014. Permite el envío y el recibo de dinero en 24 monedas diferentes. Sólo exige que el cliente posea una dirección de correo electrónico y puede ser utilizado para recibir pagos por cualquier tipo de negocio, sea una tienda virtual, un sitio, un blog, una página de red social o hasta una operación realizada por correo electrónico.

Costos

Los costos y tasas implicadas en este servicio varían de empresa en empresa, pero en general, la tasa por transacción oscila entre el 5,4% y el 7% para las ventas con tarjeta de crédito y 1,9% y 2,9% para ventas con débito.

Ventajas del intermediario de pagos

Existen múltiples ventajas al adoptar un intermediario de pagos. Para los pequeños negocios, la principal ventaja es que se puede utilizar este tipo de servicio aún antes de constituir una empresa e integrarlo a un sitio de manera sencilla, pues es compatible con múltiples plataformas.

En segundo lugar, el intermediario asume los riesgos implicados en las transacciones de compra y venta. De esta manera puede cortar los gastos necesarios en tecnologías de seguridad para controlar los pagos, que suelen ser bastante altos. Tener una garantía contra fraudes es esencial tanto para ti como para tu cliente.

El intermediario de pagos ofrece mayor comodidad para el vendedor y para los clientes, ya que permite al comprador hacer una entrega parcial de una compra al mismo tiempo que el vendedor recibe el dinero en efectivo.

Desventajas

No todo son ventajas. En general, los intermediarios cobran tasas más altas por transacción de lo que se cobraría mediante un sistema propio. Además, el tiempo para recibir los valores es mayor, como también puede demorarse el proceso de aprobación de un pago.

Otro problema relacionado con los intermediarios es el hecho de que a muchos clientes no les gusta utilizar ese tipo de servicio o ignoran cómo utilizarlo, lo que resulta en el abandono de las compras cuando ya están en el carrito y casi terminadas.

Evaluación

Antes de contratar una empresa que ofrece este servicio, es esencial que analices el porcentaje que se cobra por cada operación y los criterios para el reembolso en caso de fraudes. También vale la pena evaluar el plazo promedio para la aprobación de los pagos y la eficiencia y agilidad de la atención.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
    Todos los temas