Cómo obtener mejores resultados al enviar un correo electrónico a los clientes

Mandar un correo electrónico a los clientes es una de las mejores formas de comunicación, pero requiere el dominio de algunas técnicas. Foto: iStock, Getty Images
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

No siempre es fácil convencer a las personas de leer los mensajes que tu empresa envía por correo electrónico. Entre tantos correos, el usuario puede simplemente borrar el mensaje antes de abrirlo, ya sea por falta de tiempo o sólo por falta interés. Pero es posible enviar un correo electrónico para los clientes y tener un buen resultado en la tasa de apertura.

7 consejos para enviar un correo electrónico a los clientes

Para enviar un correo electrónico eficiente para clientes, es recomendable seguir algunos consejos. Conoce a continuación siete de ellos y aprende a mejorar el uso de esta herramienta.

Dominio propio

El primer paso para enviar un correo electrónico es básico, pero se debe tener en cuenta pues de este depende la credibilidad tu empresa y del mensaje que quieres transmitir. Si posees un dominio propio (nomedosetor@nomedaempresa.com.br), le brindará más confianza a quien lo está leyendo. Muchas veces, el mensaje cuyo remitente no posee un dominio propio o lleva el de las empresas convencionales que prestan servicios de correo electrónico, va directo para el basurero.

Se directo

Evita textos largos. El correo electrónico para clientes debe ser corto, pues se trata de una herramienta muy rápida de comunicación. Acuérdate que el cliente no siempre tendrá el tiempo necesario para leer un mensaje largo. Un buen consejo, si el texto necesita ser un poco mayor, lo ideal es dividirlo en tópicos y párrafos cortos.

Asunto

Al abrir el buzón de entrada, el campo del asunto es lo primero que tu cliente leerá. Si no lo elaboras con creatividad, para llamar la atención del usuario, es probable que el correo vaya directo al basurero.

Saluda a la persona

Este es un consejo básico, pero importante. Además de demostrar respeto al cliente, saludarlo (si es posible, con su nombre) demuestra buena atención y da una sensación de exclusividad en el proceso de venta.

Estandariza los mensajes

Mantén un patrón al enviar el correo electrónico para tus clientes. Utiliza siempre las mismas fuentes, tamaños, colores y lenguaje. La falta de estandarización confunde y puede disminuir la credibilidad. Es más fácil que la persona que está leyendo preste atención cuando ya sabe de quien es el mensaje y la forma como hace la comunicación.

Interacción

En vez de dar mucha información con un texto largo y aburrido, opta por mensajes cortos, e invita al cliente a saber más sobre tu producto. El “call-to-action”, que invita al lector a participar y actuar después de recibir una información, puede ser bastante útil en este tipo de interacción. Ponte a disposición, al final del correo, para resolver cualquier duda.

Evita anexos

Los correos con archivos adjuntos generan desconfianza en los usuarios. Al descargar información en el dispositivo electrónico o computador, existe el riesgo de contaminarlo con virus. Lo ideal es que las empresas no coloquen nada adjunto, dejando toda las información exclusivamente en el cuerpo del mensaje.

¿Apruebas nuestros consejos? La primera etapa es tener un dominio propio de la empresa. Es preciso que seas directo, mantén un patrón en los mensajes y haz que el consumidor se interese. Acuérdate que seguir estos pasos de manera correcta puede ayudarte a encontrar conexiones de ventas y fidelizar más clientes.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Todos los temas