Por qué invertir en señales internas en tu establecimiento

Las señales internas son esenciales para los establecimientos que atienden al público. Foto: iStock, Getty Images
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Los establecimientos comerciales cuyas ventas son hechas por medio de la atención al público deben tener una comunicación visual eficaz. Esto comienza con unas señales internas que deben incluir elementos capaces de guiar e informar a los clientes.

Por medio de estas, una empresa puede indicar promociones, la localización de productos y servicios, facilitar el acceso y el flujo de empleados y clientes e incluso crear un ambiente atractivo estéticamente.

Si aún no has invertido en las señales internas de tu empresa, sigue la lectura y conoce cuál es la importancia de incluir estos elementos visuales en tu estructura. Para crear una comunicación visual eficiente, lo ideal es contratar un equipo especializado. Si el presupuesto no permite esta consultoría, algunos consejos pueden ser útiles. Conócelos.

Señales internas para los clientes

Imagina a alguien en una tienda en la que no encuentra los productos que desea o no sabe cómo llegar al probador por falta de señales. Probablemente, esta persona no estará motivada a volver al local y mucho menos lo recomendará a otras personas.

En una tienda o en un restaurante, por ejemplo, lo ideal es que los clientes puedan encontrar fácilmente indicaciones de donde están los baños, cajas, salidas de emergencia y los productos.

Al fin y al cabo, todo esto contribuye a que las personas tengan buenas experiencias en el lugar y es determinante para que quieran regresar e incluso recomendar el negocio a otros posibles clientes.

Tipos de señales internas

Al planear las señales internas de tu establecimiento, ten en cuenta que estas se clasifican en tres categorías.

  • Señales de seguridad: placas indicando peligro (como piso mojado, por ejemplo), salidas de emergencia, extintores de incendio e interdicción de pasillos durante una reposición de stock. Es esencial incluir estos ítems en el establecimiento, pues, de esta forma, se protege y alerta a las personas que circulan por el local.
  • Señales arquitectónicas: este ítem incluye señales que tienen el objetivo de informar y guiar a los clientes. Pueden ser utilizadas para indicar precios, además de accesos a los baños, probadores, ascensores, escaleras y cajas.
  • Señales de promoción: utilizadas para divulgar productos y servicios. Ejemplos: placas, displays, banners, carteles y adhesivos pueden incitar la mirada del público objetivo e incentivar una visita al establecimiento o incluso una compra.

Consejos para señales internas eficientes

Las personas generalmente dan una mirada rápida a las placas. Por eso, escribe pocas palabras y ten la seguridad de que los dibujos sean legibles, capaces de indicar con claridad y de modo sucinto lugares o informaciones.

Además, es necesario comprobar si las placas y otras señales están puestas en los sitios correctos, de modo que informen e indiquen eficazmente. También busca un equilibrio: ni pocas ni muchas placas, para no sobrecargar la visión y desviar la atención del público.

Aún con una buena señalización interna, es preciso tener empleados dentro del establecimiento que reciban al público, personas aptas para orientar a los consumidores. Acuérdate: la buena atención es uno de los factores claves para retener clientes.

Planeando las señales internas

Al planear las señales internas de tu establecimiento, ten en cuenta los consejos anteriores. No olvides que este recurso es parte de la comunicación visual y es esencial para que los clientes se sientan satisfechos en el local.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
    Todos los temas