Conoce 6 pasos para tratar con el fracaso empresarial en los negocios

Tratar con el fracaso consiste en aprender con los errores cometidos en el negocio anterior, pero no se ate a ellos. Foto: iStock, Getty Images

Tener un negocio de éxito es muy difícil. Por eso, muchas empresas no llegan a los cinco años de vida. Pero eso no quiere decir que el emprendedor debe temer el fracaso empresarial. Por el contrario, es necesario aprender con él, multiplicando las oportunidades de ir bien en el próximo negocio.  Conoce, a continuación, seis pasos para tratar con el fracaso empresarial.

Como tratar con el fracaso empresarial

No lo tomes como algo personal

Separe el fracaso empresarial de tu identidad. El hecho de que no has encontrado el camino para tener un negocio exitoso, no te hace una persona fracasada. Estas son dos cosas completamente distintas, pero muchas personas mezclan estos pensamientos, lo que perjudica la confianza y la autoestima del emprendedor.

Un ejemplo de cómo tenemos que separar las cosas es Abraham Lincoln. Antes de hacerse presidente de Estados Unidos a los 52 años, él pasó por una serie de fracasos. A los 21, quebró un negocio. A los 22, perdió su primera elección legislativa. A los 24, fracasó en un negocio más. A los 34, perdió una elección para el congreso americano. A los 47, falló al intentar ser vicepresidente. A los 49, no consiguió ser elegido para el Senado. Sin embargo se convirtió en uno de los más grandes presidentes en la historia del país.

Aprende y adáptate

Cada fracaso enseña valiosas lecciones. Trata de entender las razones que te impidieron tener éxito, pero hazlo de una manera analítica, dejando de lado sentimientos como ira y frustración.

Sin eximir tu parcela de culpa, responde a las preguntas: ¿Porque falló? ¿Qué podría haber hecho para un resultado diferente? ¿El fracaso empresarial estaba completamente fuera de control? ¿Qué he aprendido de esto?

No obsesiones por el fracaso

Cavilar las causas del fracaso no cambiará lo que aconteció. Por el contrario, sólo te dejará atrapado en un estado emocional que te impedirá seguir adelante. No se puede cambiar el pasado,  pero puedes mejorar el futuro. Cuanto más rápido des un paso adelante, más rápido dejarás el fracaso para atrás.

No esperes la aprobación de los otros

Parte de nuestro miedo al fracaso empresarial se arraiga en nuestro temor a ser juzgados y de perder el respeto y la estima de los otros. Recuerda, lo que alguien cree que es verdad sobre nosotros no es siempre así.  Prestar atención en la opinión de otros puede frenar tu pasión y confianza en los emprendimientos, que minará tu fe en el próximo negocio.

Cambia tu punto de vista

La educación formal – personal y profesional – a menudo conduce a una actitud poco saludable en relación al fracaso empresarial. Una de las mejores maneras de tratar con el fracaso es cambiar la forma de percibir una visión negativa – “si yo fallé, significa que soy incapaz” – para otra más positiva – “si yo fallé, eso quiere decir que estoy más próximo del éxito”.

Comienza de nuevo

Has fracasado, estudia las razones y cambia tu relación con el fracaso, ahora es el momento de tomar impulso y empezar de nuevo.  Y, si es necesario, más una vez, hasta alcanzar el éxito.

Herramientas relacionadas

Estas soluciones digitales tienen relación con este artículo y te pueden interesar:
Todos los temas