Conoce 6 buenas prácticas de recursos humanos para pequeñas empresas

Mantener buenas prácticas de recursos humanos es esencial para atraer y mantener los mejores profesionales en una empresa. Foto: iStock, Getty Images
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Las buenas prácticas de recursos humanos son esenciales para que tu negocio atraiga y mantenga los mejores profesionales. Si tienes una pequeña empresa, no pienses que invertir en el área es un gasto innecesario. Por el contrario, puede ser el diferencial para la organización y dar un salto de calidad. Conoce seis consejos para el área.

Consejos de buenas prácticas en RRHH

  1. Dedícate personalmente: Las buenas prácticas de recursos humanos comienzan con el dueño de la empresa. Eventualmente tendrás que contratar un director de recursos humanos especializado, pero al dedicarte personalmente a cada contratación, podrás explicar cómo deseas que se maneje el negocio. Los empleados trabajan con más compromiso para los empresarios dedicados al control de calidad.
  2. Actúa con transparencia: La claridad organizacionales esencial para mantener talentos y gestionar enfrentamientos. Actúa con transparencia sobre los objetivos, la filosofía, las reglas, la cultura y las expectativas de la empresa. No esperes que tus empleados sepan por instinto, comunica. “Transparencia, respeto y serenidad son las principales armas para administrar conflictos. Si estas tres características están presentes en el liderazgo, aunque existan los conflictos (y siempre existirán), las diferencias se respetarán y se manejarán sin que haya mayores perjuicios”, dice Celia Spangher, directora de Gestión del Talento de Maxim Consultores Asociados.
  3. Da tu feedback: Las buenas prácticas de recursos humanos también ofrecen un feedback constante a los empleados. Comunica en qué áreas necesitan mejorar, pero no olvides elogiar también. “Cuando el empleado está haciendo algo correcto, el superior tiene que observar, elogiar y reconocer. Si la persona hace alguna cosa y no es percibida por el superior, se desmotiva”, dice Profesor Gretz, ponente y especialista en gestión de recursos humanos. La evaluación correcta del desempeño también ayuda a evitar despidos innecesarios. “La evaluación del desempeño debe centrarse en el talento de los empleados, en lugar de corregir las debilidades. Un buen plan de desarrollo ayuda a no llegar al despido”, afirma Spangher.
  4. Ofrece igualdad de oportunidades: Las buenas prácticas de recursos humanos también incluyen ser justo y ofrecer tratamiento igualitario al contratar nuevos empleados y promover a los antiguos. No discrimines o priorices a nadie por factores como edad, género, raza, nacionalidad, religión y parentesco. Valora siempre la experiencia y la cualificación.
  5. Estimula desafíos: Muchos empresarios cometen el error de considerar que la retención del talento y la motivación de los empleados dependen de la remuneración. El sueldo es importante, pero proponer desafíos y ofrecer autonomía se valora aún más. “Lo que mantiene a los talentos en la organización tiene más que ver con la autonomía y los propósitos que con la remuneración”, dice Spangher. “Abraza a tu empleado, que él abraza a tu cliente, y todos abrazan el negocio”, añade.
  6. Sé un líder y estimula liderazgos: Como hemos visto, gran parte de las buenas prácticas de recursos humanos dependen de la capacidad y calidad de liderazgo del propietario. Sin embargo, a medida que la empresa crece es necesario delegar tareas. Por lo tanto, es esencial que los líderes se preparen adecuadamente.

Herramientas relacionadas

Estas soluciones digitales tienen relación con este artículo y te pueden interesar:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Todos los temas