Capital de riesgo: qué tipo se encuadra en cada etapa de tu negocio

El capital semilla, la inversión-ángel, venture capital y el capital privado son tipos de capital de riesgo. Foto: iStock, Getty Images
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Para cada etapa de tu negocio podrás contar con diferentes tipos de capital de riesgo para hacer crecer el emprendimiento. Sus características varían de acuerdo con la necesidad y con la etapa en que se encuentre la empresa –reconocer cada una es fundamental para el éxito de tu negocio. Conoce, a continuación, algunos de los principales tipos de capital de riesgo disponibles en el mercado.

Capital de riesgo en la etapa inicial

Cuando sólo existe un proyecto de emprendimiento, o cuando la empresa aún es una startup, existen dos tipos de capital de riesgo más comunes para utilizar:

Seed capital o capital semilla

Utilizado por la gran mayoría de las startups para poner la idea sobre el papel y llevarla a la práctica, el capital semilla cubre los gastos iniciales de los emprendimientos, incluyendo gastos como investigación y desarrollo. En algunos casos el proveedor del seed capital es el propio emprendedor, pero también puede acudir a terceros, lo que genera riesgos justamente porque tratarse de la fase inicial en la que no hay garantías de éxito. Debido al alto riesgo, el valor invertido en la mayoría de los casos no es muy alto.

Inversor-ángel

Es un inversor que aplica recursos propios a cambio de acciones o participación en una empresa. Generalmente se trata de un empresario con cierta experiencia en el mundo de los negocios o conocimiento específico en el mercado de aquel emprendimiento con tiempo suficiente en el emprendedorismo para tener capital sobrante para invertir, aunque esto represente riesgos. Además de participación financiera, también contribuye con consejos y sugerencias para el emprendedor. Esta participación no necesariamente significa ejercer el control sobre la parte operacional de la empresa.

Capital de riesgo en la etapa de desarrollo

Cuando la empresa se encuentra en la segunda etapa en la escala de crecimiento, pero todavía atraviesa un proceso de maduración, recibe inversiones del llamado capital emprendedor. Conocido mundialmente como venture capital, este capital emprendedor es una inversión enfocada en empresas con alto potencial de crecimiento. Generalmente se estructuran como Fondos Mutuos de Inversiones en Empresas Emergentes, los FMIEE. Se trata de una inversión de alto riesgo y por eso exigen altas tasas de retorno. También por este motivo se opta por acuerdos en los que los accionistas nombran administradores y vetan determinados actos. Los fondos de venture capital operan normalmente en un ambiente de incertidumbre.

Capital de riesgo en la fase competitiva

Luego de pasar por la etapa de maduración, la empresa alcanza el nivel competitivo. En esta fase, se usan dos tipos de capital de riesgo.

Capital privado

Por tratarse de empresas con un nivel más avanzado de competitividad poseen menos riesgo que el venture capital (CV), pero aún así se trata de inversiones de riesgo. Exigen tasas de retorno más elevadas que el venture capital.

Financiamiento subordinado (mezzanine)

Se divide en dos tipos: mezzanine debt, que establece deuda subordinada, o mezzanine equity, con participación societaria con prioridad sobre los demás accionistas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Todos los temas