Estructuras pop-up para llevar tu e-commerce al ambiente offline: 5 tipos

Montar una estructura pop-up es la alternativa para quien desea expandir su alcance sin compromisos a largo plazo. Foto: iStock, Getty Images
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La tienda pop-up es una instalación temporal usualmente adoptada por empresas online para la divulgación de sus productos y servicios en el ambiente offline por un periodo de tiempo corto. Es una forma de aumentar la exposición de la marca y transmitir un mensaje sin tener que enfrentar todos los costos necesarios de una operación a largo plazo. Conoce a continuación cinco tipos de estructura pop-up que tu e-commerce puede adoptar.

Opciones de estructura pop-up

1. Tienda dentro de una tienda

Establecer una asociación con una empresa consolidada para abrirle un espacio a tus productos dentro de esta, es uno de los tipos de estructura pop-up.

Funciona para empresas del mismo segmento (por ejemplo, cuando una nueva marca de ropa quiere exponer sus productos dentro de un gran minorista) y para negocios diferentes (por ejemplo, una confitería dentro de una tienda de electrodomésticos).

La ventaja para tu emprendimiento es el bajo costo y la posibilidad de usufructuar la clientela de la otra empresa, que se beneficia ampliando su oferta de productos y por la influencia de nuevos clientes.

2. Kiosco o stand

Estas opciones de estructura pop-up son excelentes para quien quiere probar el mercado de determinado local. Por ejemplo, ¿quieres saber si tu tienda funcionará en un centro comercial? Instala antes  un kiosco temporal en ese lugar.

También es una buena alternativa para las empresas a las que les gustan las campañas temporales, como la presentación de un producto nuevo.

3. Inmueble vacío

Esta opción de estructura pop-up es esencialmente una cuestión de oportunidad. Cuando un inmueble comercial queda vacío, muchos propietarios tienen dificultades para encontrar un nuevo inquilino comercial dispuesto a pagar el mismo valor que el anterior.

Si tienes un negocio, pero no tiene condiciones de responder por los costos de un punto bien localizado, aprovecha estos momentos para negociar un contrato a corto plazo, puede ser una buena alternativa para las dos partes.

Esta puede ser una estrategia adoptada para quien quiere dar a  conocer la marca. Dependiendo de los resultados financieros, la empresa puede pensar en establecerse en ese punto.

4. Ferias y exposiciones

Montar una estructura temporal en eventos transitorios no es ninguna novedad para quien está acostumbrado a trabajar en ferias de sectores, pero muchos gestores de tiendas virtuales desconocen los beneficios de aprovechar estos grandes conglomerados para expandir sus negocios y el alcance de sus marcas. La mayoría de las ciudades cuenta con un calendario fijo de eventos comerciales que se realizan anualmente. Vale la pena estar atento y saber en cuál de ellos tu negocio podría participar.

Cabe resaltar que aún las ferias de productos agrícolas pueden ser buenos lugares para montar una estructura pop-up. Es una alternativa óptima para quién pertenece al segmento de productos orgánicos, por ejemplo.

5. Eventos artísticos

Además de aumentar la exposición de la marca, abrir una tienda pop-up también tiene como objetivo transmitir un mensaje al cliente. Para una empresa que desea destacar el diseño innovador de su calzado, por ejemplo, una buena forma de hacer esto puede ser promover una campaña de lanzamiento de una nueva línea de zapatos en una galería de arte.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
    Todos los temas