La certificación PMP garantiza calificación en la gestión de proyectos

La certificación PMP es reconocida mundialmente como cualificación en el área de gestión de proyectos. Foto: iStock, Getty Images
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El área de gestión de proyectos es importante en cualquier empresa. La buena organización y la conducción del trabajo con un objetivo específico es fundamental para alcanzar los resultados esperados y obtener éxito en las acciones desarrolladas. Como puede ser difícil hallar buenos profesionales en esta área, la certificación PMP es una garantía de experiencia y cualificación que puede ayudar a reconocer un buen candidato en un proceso selectivo.

La Certificación PMP (la sigla viene de Project Management Professional, o profesional de gestión de proyectos), es un patrón de reconocimiento aceptado de manera universal por los especialistas en el área. Collin Quiring, especialista en PMP de la empresa británica EPM Strategy, explica que el certificado es ofrecido por el Project Management Institute, de Newton, Pensilvania, que estableció las normas desde 1978 y ofrece la certificación desde 1984.

Pero finalmente, ¿quién puede recibir esta certificación? Quiring cita dos casos en los que PMP está a disposición de los gestores. En el primer caso, son profesionales con estudios secundarios, o sea, diploma de enseñanza media y sus equivalentes globales, y por lo menos cinco años de experiencia en gestión de proyectos. Se exige 7,5 mil horas comprobadas de experiencia en el área y 35 horas de algún curso de gestión de proyectos.

El segundo caso exige un curso superior de mínimo cuatro años de duración, también cinco años de experiencia comprobada en el área de gestión de proyectos. Además, son necesarios 4,5 mil horas de liderazgo de proyectos y las mismas 35 horas de capacitación.

Y ¿cuáles son las ventajas de obtener la Certificación PMP? De acuerdo con el especialista, las ventajas son para los dos lados, tanto para el profesional como para la empresa. En el caso del primero, el reconocimiento mundial de obtener una certificación válida universalmente. ‘Ya la empresa que emplea un PMP obtiene el valor de una persona experta y ética’, destaca Quiring.

La certificación PMP ayuda, pero no es fundamental

La Certificación PMP  ayuda a los emprendedores y puede ser importante cuando se trata de gestión de proyectos, pero no es fundamental. Para José Camilo Daccach, de Delta Asesores, empresa colombiana de consultoría, la Certificación PMP suministra algunos recursos para la gestión de proyectos. Sin embargo, Daccach afirma que, para gestionar proyectos de forma eficaz, son necesarios más requisitos complementarios.

Para él, esto sucede porque la gestión de proyectos está compuesta por tres componentes principales, fundamentales para su correcta ejecución: ‘la obtención del producto del proyecto, o sea, la razón por la cual se estructuró un proyecto, es lo más importante’, afirma. Además, es importante utilizar los recursos de modo que se mantengan dentro del presupuesto, con las mínimas variaciones posibles, y obtener con él el valor proyectado para complementar el lucro.

Además de la Certificación PMP, Daccach cita por lo menos otras dos certificaciones importantes para ayudar al profesional de gestión de proyectos. Estas son: ISO21500 y Prince2. Sin embargo, hace la misma aclaración en cuanto a la obtención de recursos y conceptos específicos del área, pues no necesariamente se consiguen o son comprobados a través de estas certificaciones. ‘Estoy más a favor de desarrollar la metodología que se aplica a cada empresa o a los tipos de proyectos’, finaliza el especialista.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Todos los temas