¿Quieres retener a tus mejores talentos? Entérate lo que no se debe hacer

¿Quieres retener a tus mejores talentos? Entérate lo que no se debe hacer
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Cada empresario tiene una manera particular de tomar sus decisiones y manejar sus trabajadores. Sea cual sea tu estilo, es importante que pienses en las consecuencia de tus acciones. Si tu empresa tiene muchos trabajadores insatisfechos y a menudo pierdes personas talentosas, quiere decir que no sabes qué hacer y lo que no se debe hacer para manejar el personal.

Imagina cuánto estás perdiendo cuando un trabajador calificado busca otra oportunidad. Acciones  simples, en este escenario, pueden hacer la diferencia. Entonces piensa si la relación entre los trabajadores y el liderazgo es saludable y toma medidas.

Lo que no debes hacer para motivar a los trabajadores

Muchos gestores creen que es sólo el salario y los beneficios que motivan a un trabajador a permanecer en su empleo. Pero la postura del jefe en el día a día también influye mucho en la satisfacción de los recursos humanos. A continuación conoce algunos errores comunes de los administradores y lo que no se debe hacer para tener un personal feliz.

1. Sobrecargar a los profesionales

Exigir que el profesional haga tareas que no corresponden a su cargo sólo por el hecho de que es bueno es una actitud que debe evitarse, principalmente cuando no hay reconocimiento por el trabajo extra.

Según Travis Bradberry, presidente de TalentSmart, en un artículo en Entrepreneur, con este tipo de medida los empleados se sienten castigados por su óptimo rendimiento. Bradberry aconseja que, si la empresa necesita aumentar la carga de trabajo de los talentos, es mejor aumentar el estatus de estos, incrementando su salario o con un ascenso.

2. No respetar las diferencias

No tener en cuenta que los trabajadores tienen cualificaciones distintas y formas diferentes de ver el trabajo es un error común de los gestores. Es necesario considerar estas particularidades al delegar tareas, incentivar y direccionar una política de retención, porque la estrategia que funciona para uno puede no ser buena para otro.

Piensa que un equipo talentoso está compuesto por profesionales con perfiles y cualificaciones distintas. Para ser un buen gestor, respeta las diferencias entre los trabajadores, pues eso creará un equipo cada vez más eficiente y motivado. Explora las individualidades y aprovecha el potencial que ofrece cada uno.

3. Falta de comunicación

Si quieres retener los mejores profesionales en tu empresa, no subestimes la importancia de una comunicación efectiva de doble dirección. Si el gestor no tiene conocimiento de la insatisfacción de su empleado, no podrá tomar medidas para mejorar la situación. Por eso, pregunta siempre qué piensa el colaborador sobre el trabajo, la gestión de la empresa y el ambiente organizacional.

Al comunicarte con el empleado, también es interesante valorar siempre su contribución con la empresa. Así sentirá que su esfuerzo es reconocido.

4. No preocuparse por los trabajadores

Una de las principales razones de los trabajadores para dejar una empresa es el mal relacionamiento con el liderazgo. En algunos casos, este es el resultado de la postura del gestor en relación a los profesionales. Un error frecuente es tratar a los empleados como máquinas sin tener en cuenta sus logros y aflicciones.

Ten empatía, muestra interés en tus trabajadores y no les prestes atención sólo para las metas laborales que deben cumplir. Haciendo este pequeño cambio en el comportamiento ellos tendrán más ganas de permanecer en la empresa.

Ahora ya sabes lo que debes hacer y lo que no se debe hacer al relacionarte con los trabajadores. Al adoptar actitudes simples en el día a día y relacionarte mejor con los colaboradores de la empresa, es posible retener los mejores talentos en tu equipo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Todos los temas