Aprende a crear un app de éxito con 11 consejos

Crear un aplicativo capaz de fidelizar los clientes es un desafío para todas las empresas, independiente de su tamaño. Foto: iStock, Getty Images

Organizar las finanzas personales, traducir placas de señalización, medir la frecuencia cardíaca… son tantas las funcionalidades al alcance de los dedos. ¿Puedes imaginar tu rutina sin los smartphones? En este contexto, crear un app de éxito es una tarea desafiante.

Reunimos algunos consejos para ayudarte a garantizar que el aplicativo de tu empresa no quede olvidado en las tiendas virtuales de los sistemas operativos. Conócelos:

Por qué invertir en un aplicativo

Crear un aplicativo y vincularlo a tu empresa puede ser una estrategia eficiente para el marketing digital, para retener clientes y para alcanzar nuevos públicos. Existen cinco objetivos generales para que te motives a invertir en un app propio:

  1. Aumentar los ingresos.
  2. Conquistar más clientes.
  3. Divulgar productos, servicios y promociones.
  4. Establecer un canal directo de marketing digital.
  5. Fidelizar el cliente.

El éxito de tu app depende de la fidelidad

Sólo conseguirás alcanzar los objetivos mencionados anteriormente, si el aplicativo es funcional, eficiente y útil para los usuarios. Lo que caracteriza un app de éxito es la fidelidad del público: puedes invertir toneladas en marketing para divulgar el aplicativo y conseguir downloads, pero sólo un buen producto será utilizado por los usuarios de forma regular.

De acuerdo con una investigación de IBM Mobile, 80% de los aplicativos son instalados, usados una vez y luego excluidos. Es decir, más que incentivar downloads, es necesario crear mecanismos para motivar al usuario a utilizar la aplicación.

Como crear un app de éxito

Para desarrollar un app de éxito, es probable que necesites la ayuda de un programador o empresa especializada. Su participación es necesaria para poner en práctica la idea y acompañar el proceso. Sigue estos 11 consejos y garantiza el éxito en la inversión:

  1. Perfeccione la experiencia: El primer consejo es estudiar el comportamiento de los usuarios y descubrir que les agrada, incorporando recursos para mejorar la experiencia de navegación.
  2. Personaliza el contenido: Busque personalizar el contenido del aplicativo de acuerdo con el usuario. La edad, género y preferencias personales deben ser consideradas.
  3. Busque la viralización el aplicativo: Crea mecanismos que incentiven a los usuarios a invitar amigos y conocidos a instalar el aplicativo. Ofrecer ventajas para quienes lo recomiendan es una buena alternativa.
  4. Invierte en marketing personalizado: Para estimular los downloads, direcciona el marketing específicamente para tu público objetivo.
  5. Utiliza métricas para monitorear el aplicativo: Cuánto mayor es el control sobre el desempeño del aplicativo y sobre la rutina de uso de los clientes, mejor. Así, es posible generar informes y solucionar los problemas con ajustes puntuales.
  6. Premia el usuario y concede beneficios: Gamificar el aplicativo y hacerlo lúdico es una alternativa para estimular el uso frecuente y regular.
  7. Suministra versiones para varios sistemas operativos: Android, iOS y Windows Phone. Para popularizar el aplicativo, ofrece versiones para por lo menos estos tres sistemas operativos.
  8. No cobres por la instalación: Mantenga el aplicativo gratuito, por lo menos en el comienzo del proyecto.
  9. Facilita el registro: Busque vincular el registro de tu web a otras cuentas en redes sociales, como Facebook o Twitter. Llenar decenas de campos acostumbra a menudo ser un obstáculo para el uso del aplicativo.
  10. Simplifique: Invierta en un diseño intuitivo y simplificado, facilitando la experiencia del usuario.
  11. Diferénciate: Encuentra mecanismos para superar la competencia y ofrece recursos únicos para tus clientes.

Los tres errores capitales

Además de las fallas de concepción, como compromiso deficiente y poca utilidad para el usuario, hay tres errores imperdonables relativos al desempeño técnico del aplicativo:

1. Alto consumo de batería: Es preciso garantizar que tu aplicativo no se ejecutará sin el permiso del usuario y consigue optimizar el uso de recursos como GPS, cámara y otras funcionalidades.

2. Alto consumo de datos: Cuánto menor sea el consumo de datos del usuario, mejor para todos. Evita lanzar actualizaciones que no se justifiquen, por ejemplo.

3. Falta de seguridad: Proteja los datos de tus clientes con mecanismos seguros y confiables, utilizando técnicas que garanticen la confidencialidad de la información.

Todos los temas