Familia y empresa: cómo conciliar la vida profesional y personal

Definir prioridades es un consejo primordial para conciliar la vida profesional con la personal. Foto: iStock, Getty Images
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Una rutina agotadora, reuniones interminables, burocracia y varios problemas: fundar una empresa es un desafío que requiere una plena dedicación en diversos momentos. Conciliar la vida profesional con la personal significa, en algunos casos, oponer familia y empresa. Entiende cómo actuar para solucionar ese dilema y garantizar buenas relaciones familiares sin perjudicar el desempeño de los negocios.

¿Familia y empresa? La integración puede ser la salida

Ya debes haber escuchado consejos sobre la importancia de equilibrar el trabajo y la vida familiar, dividiendo el día en etapas específicas y separando un tiempo para el trabajo, otro para los hijos, uno más para tu pareja y, finalmente, tiempo para ti.

Esta estrategia tenía sentido antes, cuando Internet no era una realidad en la vida empresarial, pero con la globalización, tenemos que repensarlo. “¡El equilibrio es un mito! El concepto de una vida perfectamente equilibrada en el ámbito personal y profesional es irreal. La clave es la integración”, defiende Sharon Hadary, directora del Center for Women’s Business Research, en una entrevista a la página del The Wall Street Journal.

Según ella, lo importante es definir prioridades en la vida personal y profesional y entender que están sujetas a alteraciones. Un contrato con un plazo corto puede exigir más dedicación a la empresa, mientras que el nacimiento de un hijo significa más atención para la familia. Las prioridades cambian constantemente: definir una rutina fija, en este caso, puede ser perjudicial.

La integración de la vida profesional con la personal no quiere decir que estarás involucrado con el trabajo de forma ininterrumpida. Tampoco significa que el entorno profesional perderá credibilidad. La idea es entender que el trabajo es una parte importante e inseparable de la vida personal:

4 consejos para conciliar familia y empresa

Seleccionamos algunos consejos simples para facilitar tu relación familia y empresa:

1. Involucra a tu pareja en el trabajo

¿El estrés en la empresa es alto? Involucra a tu pareja, pídele consejos y escucha su opinión: además de ayudarte en la solución de los problemas, es una manera de mostrar al cónyuge que lo valoras.

2. Sé creativo para encontrar tiempo

Las relaciones necesitan ser alimentadas. Tienes que ser creativo para encontrar tiempo para la familia y demostrar que los amas. Poco tiempo, pero intenso, puede hacer la diferencia. Demuestra en un momento oportuno pequeños gestos de amor, las relaciones requieren dedicación y atención.

3. Intensifica las relaciones familiares

Si tienes poco tiempo para dedicarte exclusivamente a la familia, potencializa ese periodo entregándote con intensidad. Evita ver tu e-mail en el smartphone e ignora las preocupaciones del trabajo para prestar atención a tus familiares.

4. Sé sincero y busca la participación en familia

Si no puedes participar de un evento importante para tu familia, sé sincero y explica tus razones. Conversa con tus familiares para que entiendan la importancia de tus acciones. Puede ser difícil convencer a los niños de que tu ausencia será mejor para el futuro de ellos, pero es preciso aclarar la relación familia y empresa de la forma más precisa posible.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
    Todos los temas